Parques solares

El desarrollo y uso de la energía solar es una alternativa viable a nivel doméstico e industrial frente al alto impacto medioambiental por la polución y emisiones de CO2 proveniente del uso de energías primarias.

 

 

El sol irradia hacia la tierra cada año más de cuatro mil veces más energía que la que consumimos. Esto es una fuente importante de energía con gran potencial para el aprovechamiento y consumo humano.

En comparación con el consumo de energía a través de combustibles fósiles, tales como el carbón y el petróleo, el sol es una fuente de energía renovable más segura y menos contaminante.

Actualmente la tecnología e infraestructura para el aprovechamiento de la energía solar está en proceso de desarrollo, y esta fuente ya está siendo utilizada tanto en hogares como en industrias para la obtención de calor y electricidad.

Diversos usos de la energía solar:

La energía solar, convertida en energía eléctrica a través de los captadores solares, puede destinarse a satisfacer numerosas necesidades en los hogares y viviendas. Por ejemplo, se puede utilizar para obtener agua caliente para consumo doméstico, dar calefacción a nuestros hogares e incluso climatizar piscinas.

Otra manera de aprovechar la energía solar es la refrigeración que es una aplicación para su uso en hogares, edificaciones, industrias. Para obtener energía en frío se debe disponer de una fuente cálida, la cual puede proveerse a través de paneles solares instalados en el techo de una casa, edificaciones o en instalaciones.

En la actualidad los principales aparatos que se usan recurriendo a energía solar térmica son los calentadores de agua y las estufas solares. Así mismo, ésta fuente se puede utilizar en pequeños instrumentos como cargadores, relojes o calculadoras y en electrodomésticos.